El proceso de granallado es bien conocido para la limpieza y la preparación de las superficies debido a su elevada eficiencia y a la gran mejora de las propiedades de la superficie antes de aplicar el revestimiento: limpieza, rugosidad generada, activación de la superficie… Estos parámetros, que tienen un impacto directo sobre la adherencia y la vida útil, no son tan fáciles de evaluar y de controlar.

Por ejemplo, la calidad del granallado (limpieza de la superficie, homogeneidad del granallado…) se sigue evaluando con normas subjetivas basadas en la inspección ocular, y generalmente conduce a desacuerdos entre los productores y los usuarios finales. La rugosidad generada por el granallado también es difícil de describir, ya que con frecuencia se consideran parámetros inapropiados.

W Abrasives, como líder en el peritaje del proceso de granallado, está desarrollando herramientas inteligentes que ayudan a nuestros clientes a medir los efectos del granallado sobre las superficies de sus productos.

Nuestras herramientas inteligentes han sido desarrolladas especialmente para evaluar la calidad del granallado y ajustar los parámetros de la máquina:
  • WA CLEAN : Comprobador de la limpieza de la superficie: medición objetiva y fiable de la superficie Nivel de Sa
  • WA DUST : Medidor de polvo superficial: control preciso del polvo residual
  • WA 3D : Aparato de rugosidad en 3D: análisis detallado de la superficie tratada con granalla Topografía
  • WA CAM : Cámara térmica: el método más rápido para el control de los puntos calientes.

Junto con nuestro conocimiento y nuestro enfoque de alto nivel (productos personalizados combinados con el servicio de asistencia técnica), será capaz de evaluar e incrementar la calidad del granallado y reducir al mismo tiempo sus costes globales de granallado.