Battakarst es una empresa conjunta entre Hydrokarst y Battaglino (del Grupo Batta). La empresa ha desarrollado una solución innovadora basada en la robotización en condiciones ambientales difíciles.

La colaboración entre su solución robotizada y Phenics le permite al cliente final EDF, manejar el interior de la tubería de agua en un entorno montañoso al mismo tiempo que disminuye los residuos.
 

El reto

Este proyecto de renovación fue un verdadero reto para la eléctrica francesa EDF, ya que está situado a gran altitud en un área de difícil acceso. Requirió una operación robótica de granallado en el interior del conducto forzado que tiene 900 metros de largo. Era esencial renovar el interior de la tubería dañada por la corrosión para prolongar su vida útil. El entorno de trabajo era extremadamente difícil ya que el diámetro de la tubería era pequeño y estaba ubicado en una fuerte pendiente, era imposible de alcanzar con el transporte habitual y  necesitaba soluciones especiales como el transporte en helicóptero.

Además, este proyecto requería una logística específica en el sitio de la organización, con la participación de  varios contratistas. Una de las principales cuestiones para EDF era estar en conformidad con la reglamentación del medio ambiente y reducir desechos.
 

La solución: Phenics y el robot

La solución robótica que ha sido desarrollada por Battakarst permite la operación de granallado interno de la tubería a través de anillos sucesivos y la recogida de residuos en la fuente. Para llevar a cabo su proyecto con EDF, Battakarst optó por encomendárselo a Phenics.

Battakarst had already worked with the recycling Phenics system in the past and knew that it offered the most adapted solution on this challenging and specific site.

Debido al contexto del terreno, los expertos de Phenics propusieron utilizar un equipo modular especial llamado Phenics Air que fue diseñado para ser transportado en helicóptero a lugares de trabajo de difícil acceso.
El objetivo es verdaderamente ambicioso, dado que consiste en granallar el interior del conducto forzado, el cual tiene 900 metros, para preparar la superficie antes de aplicar un nuevo revestimiento anticorrosivo que debe cumplir con la normativa vigente. Debido a las extremas condiciones de utilización , se han instalado varias plataformas en diferentes niveles. La operación de granallado se realiza con el producto Profilium 045, con un consumo de 400g/m. aproximadamente.

 

Los resultados

El cliente final, EDF, está satisfecho con los resultados. Se logró generar menos residuos que al usar abrasivos de escorias. Finalmente, el uso de la solución Phenics ha facilitado de manera significativa la gestión del trabajo en el sitio.